La Nueva Educación Secundaria, se estructura en dos trayectos sucesivos de 3 (tres) años cada uno: el Ciclo Básico Común (C.B.C) y el Ciclo Superior Orientado (C.S.O). Cumpliendo con la Misión de este nuevo diseño curricular oficial, el Colegio San Diego tiene por objetivo formar jóvenes capaces de integrarse con éxito al mundo del trabajo y/o proseguir los estudios Superiores o Universitarios. Ese propósito nos obliga a observar y orientar cuidadosamente las características actitudinales  del ser humano que estamos contribuyendo a educar. Familia y contexto hacen el resto, por eso es bueno cuando coincidimos en valores, creencias, limites y estímulos.

Una razón obvia, aunque un poco superficial, que explica este criterio, tiene que ver con el modelo de desarrollo personal que han elegido para sus hijos los padres que nos acompañan y nos brindan su confianza. Desde este punto de vista, nuestra experiencia nos permite sentir una gran satisfacción.

Efectivamente, la mayor parte de los que ingresan a San Diego se gradúan en San Diego sin repitencia. Y a  pocos meses después de graduados están trabajando, estudiando una carrera universitaria, o ambas cosas.

Este Nuevo Secundario habilita para el ingreso a cualquier carrera Terciaria y/o Universitaria para cursar en cualquier institución Privada o Pública de todo el país.

El núcleo que conforman las asignaturas comunes tiene como propósito mostrar las diferentes orientaciones de la vida universitaria o de formación profesional, para facilitar la elección de opciones individuales.

Nuestra modalidad, incluye ciertas competencias aplicables a casi todas las profesiones universitarias, pero además provee aptitudes en Contabilidad, Economía y Técnicas de Organización y Gestión muy útiles para conseguir empleo durante la etapa de estudios superiores.

La experiencia nos muestra que la vocación declarada por los alumnos al nivel del Ciclo Básico cambia en el 90 % de los casos, muchas veces para optar - cuando están en el último año del Ciclo Superior - por una carrera totalmente distinta de la que anunciaron cuando estaban en 3° Año del Básico. Es para tenerlo en cuenta  y - en todo caso - considerar otros aspectos más globales de la institución en que se educan.

No obstante, teniendo en cuenta estas anticipadas  declaraciones vocacionales y otras tan o más legitimas, puestas de manifiesto  durante el trayecto, implementamos servicios consistentes en Talleres Extraprogramáticos gratuitos especialmente programados en función de las necesidades pre-universitarias de  cualquier otra carrera que sea de interés de nuestros alumnos. Eso lo hacemos aun cuando se trate del  interés de un solo alumno.

Podemos decir con claridad que estudiar en San Diego, es una excelente inversión para el futuro inmediato. Este modelo de escuela educa las mentes que en ella habitan para ver la realidad con una estructura conceptual útil, de manera que permita a los alumnos distinguir las cuestiones relevantes de las que no lo son.

Para preparar esas mentes, es necesario habituarlas a modalidades universitarias en el último tramo del Ciclo Superior. Educarse no consiste en adquirir el saber que el profesor tiene. Educarse es sentirse desafiado para acceder a un saber – de la mano de los profesores – mediante el esfuerzo permanente.

Es importante mencionar que para evaluar en tiempos actuales, el dato ya no debe ser protagonista sino la COMPETENCIA, que constituye una perspectiva fundamental del sistema actual de formación. No se trata de evaluar en espejo sino los logros operacionales en los procesos de aprendizaje. Una competencia debe delimitar un logro.

Estudiar en San Diego es aceptar un desafío, descubrir el propio potencial para desarrollarlo en su totalidad.

BLOGS NIVEL SECUNDARIO

Los comentarios están cerrados.