Ante la necesidad de un cambio frente a la ausencia de valores es prioritaria una transformación de vínculos en el ser humano, en primer lugar consigo mismo, para luego trasladarla a sus relaciones interpersonales.

En un intento de atender esta problemática la Comunidad del Colegio San Diego adhiere a los principios de la UNESCO para el Siglo XXI:

Aprender a aprender

Aprender a vivir juntos

inteligencia

Esto implica ayudar a que las personas continúen aprendiendo a posteriori de su educación formal, a leer los acontecimientos de la vida y lo que ellos quieren enseñarnos.

De este modo se generan Talleres de Inteligencia Emocional como espacio de reflexión donde el alumno puede aprender a conectarse y controlar sus emociones, desarrollar la autoestima, descubrir la aplicación de las inteligencias múltiples que posee todo individuo y finalmente despertar su espíritu creativo para una mejor y auténtica integración a la sociedad.

Los comentarios están cerrados.